Operador de opciones binarias

Operar con opciones binarias  es,  desde el punto de vista operativo, una de las alternativas más sencillas dentro de las ofertas que se encuentran en internet para especular en los mercados financieros.

Tendencias de inversión

Más, la sencillez misma,  no es la única cualidad que ha cautivado a tantos inversionistas para involucrarse con este atractivo sistema.

Debemos mencionar,  por supuesto, los altos índices de rentabilidad difíciles de encontrar en otros métodos. El hecho de poder lograr rentabilidades hasta del 85% sobre monto invertido en cada operación, atrae a inversores experimentados y novatos.

Veamos cómo funciona el sistema. En primer lugar, debemos considerar que en este negocio se trabaja con unos activos denominados “activos subyacentes”. Tales activos son: las acciones de compañías, commodities, índices bursátiles y pares de divisas.

En segundo lugar, tenemos que el operador ostenta la atractiva facultad de escoger los tiempos en cada inversión, tanto que los períodos de operación pueden ser de 60 segundos incluso.

Ello permite que los inversionistas que adoptan estrategias a corto plazo puedan lograr sus rendimientos al instante, en caso de acertar en la predicción, por supuesto.

En tercer lugar, la sencillez del sistema (a la que hicimos alusión) permite que el ingreso al sistema sea realmente sencillo. Sólo basta con que,  luego de elegir el corredor que el inversionista ha considerado adecuado para trabajar,  realice un depósito que le permite empezar a operar.

Dichos depósitos mínimos que, incluso, son de tan sólo 100 dólares, se constituye en uno de los factores determinantes que atraen a todo tipo de público, desde los más solventes hasta quienes disponen de un capital reducido.

Una vez depositado el monto mínimo establecido por el broker, simplemente se trata de empezar a operar.


¿Cómo se opera en el negocio de las opciones binarias?


Para el caso en que el trader “prediga”, de acuedo con sus cálculos, que un activo subyacente específico que ha elegido para invertir  va a subir de precio, debe seleccionar lo que se denomina “opción Call”.

En cambio, cuando avizore que, dentro del marco de las fluctuaciones de los precios en el mercado,  el valor del activo bajará, debe escoger la opción put.  Así es de simple el procedimiento.

La alternativa consiste, recopilando conceptos, en elegir la “opción CALL”  o  la “opción PUT”, según sea su predicción en lo que respecta a las tendencias alcistas o bajistas de los precios de los activos en el mercado.

De ahí que los conocimientos y la experticia del inversor, elementos que direccionan su estrategia, determinan por cuál de las dos opciones se encamina.

La opción put  o la opción call, deben ser elegidas al momento de invertir, según el conocimiento que el operador tenga, en tiempo real,  de los movimientos que se estén presentando en el momento preciso en que va a oprimir el botón correspondiente.

No se crea que, por el hecho de que estamos haciendo alusión recurrentemente a los conocimientos y experticia del operador,   las opciones digitales sólo puedan ser trabajadas por verdaderos expertos. No es así en lo absoluto.

Aquí encontramos uno de los méritos del sistema.  Los principiantes perfectamente pueden acceder al mismo, con algunos pasos previos obviamente. La capacitación por medio de una cuenta demo, de la que disponen la mayoría de los corredores (incluso gratuitamente),  es el camino óptimo a seguir por el dummie.

Dichas cuentas disponen de todo tipo de recursos formativos e informativos que le permiten practicar al novato dentro del marco de gráficas ilustrativas que indican el comportamiento previo de los activos subyacentes, indicadores económicos, proyecciones sobre el curso que tomarán los precios en los minutos, horas y días subsiguientes al momento en que se están visualizando.

En el mismo orden de ideas, los calendarios económicos presuponen una estupenda herramienta que le permitirán al interesado ajustar sus criterios a unas realidades financieras y macroeconómicas, que lo encaminen en dirección a  tomar la decisión correcta.

La opción put  es una alternativa de inversión que opera en función de la cantidad especificada cuando un valor se encuentra por debajo del precio de ejercicio una vez expire el tiempo por el cual se decidió el inversor con anterioridad.

Esta es una estrategia a la cual acuden los traders cuando, de acuerdo con sus predicciones, consideran que un activo bajará de precio durante el plazo que se ha escogido previamente.

El operador se dirige a la opción put  cuando   considera que el direccionamiento del precio irá a la baja. A la opción Call se acude cuando el trader  presume que el activo subyacente irá en dirección ascendente.

Estas dos opciones se constituyen, pues, en una herramienta de especulación financiera que, si se utilizan con un sano criterio financiero, esto es,  con base en una estrategia bien edificada, le  permiten al inversor hacerse acreedor a unas ganancias interesantes a corto y mediano plazo.